Moldeabilidad y plasticidad: de la metalurgia a la Comunicación y Marketing Online

Los nuevos hábitos de consumo de la información y el incremento del tiempo que pasan los usuarios en Internet ha modificado enormemente la forma de trabajar en muchos sectores e industrias, pero si hay un área dentro de las compañías que se ha visto especialmente afectada por esta transformación es la de marketing y comunicación, donde los profesionales se están viendo obligados a reciclarse de forma inmediata y constante, o bien a buscar apoyo en expertos que, de forma externa, asesoren en como llevar a cabo el desarrollo y ejecución de una estrategia online.

Con este panorama y teniendo en cuenta que no hablamos de Internet únicamente como un nuevo canal de comunicación sino también de nuevos procesos comerciales, de nuevas herramientas de medición, de nuevos entornos sociales, etc., me permito la licencia de utilizar unos términos más propios de un operario del sector del metal  que de un profesional del marketing y la comunicación online para recordar unas premisas  que  a la hora de gestionar una marca en internet no debemos de pasar por alto:

Moldeabilidad: Propiedad de una masa de adquirir una determinada forma por efecto de esfuerzos externos y de conservarla cuando éstos cesan de actuar.

Las marcas ya no las crean las empresas (hablo de percepciones, no de identidades). La desaparición del control por parte de las compañías acostumbradas a que sus mensajes llegasen de la forma y manera que querían, cuyo único requisito era realizar una  correcta ejecución de sus campañas y tener una buena relación con los gatekeepers para minimizar situaciones de crisis, ha modificado las reglas del juego. El cambio de costumbres de exposición y la creación de contenido por parte de los usuarios hace que la ecuación que medía la eficacia de una campaña (sección de medios + selección de mensaje) se vea afectada por otros factores lejos del alcance de las compañías. Las marcas ya no “salen de fábrica” con las mismas posibilidades de lograr el posicionamiento buscado en la mente de los consumidores, simplemente porque ahora son moldeables, son como hierro fundido  donde  los consumidores intervienen tanto o más que las empresas en crear ese molde con el que serán percibidas en el mercado.

Plasticidad: propiedad mecánica de un material de deformarse permanente e irreversiblemente cuando se encuentra sometido a tensiones.

Escuchar críticas, comentarios y quejas de clientes en entornos abiertos y públicos de comunicación social, son tensiones de las que no todas las marcas pueden jactarse de salir airosas. Si bien dichas tensiones se generan la mayor parte de las veces en el mundo offline, la repercusión se produce en el entorno online, en las redes sociales y en espacios de microblogging, donde los usuarios ahora pueden compartir sus frustraciones, sus problemas con una marca. Los consumidores nos hemos convertido en una especie de mini medios de comunicación donde nuestra capacidad de prescripción dentro de nuestra comunidad es enorme, al igual que la posibilidad de que nuestros mensajes (para lo bueno y lo malo) se propaguen a una velocidad y con un alcance hasta hace unos años impensable.

Hagamos por lo tanto un ejercicio de reflexión y pensemos : ¿se corresponde realmente lo que comunicas y prometes con lo que  ofreces en el mercado a nivel de producto y servicio?; si no es así ¿cual es ese gap?; si es grande ¿estás preparado para soportar tensiones en el mundo online?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s