¿Necesitas una app nativa, una webapp, una web responsive o una app híbrida?

Pues como con muchas cosas, depende. Al igual que hay muchos elementos que influyen en la decisión de comprar una casa en la playa o en la montaña, el abordar un desarrollo u otro, depende también de multitud de factores.

Depende, entre otras cosas, de las necesidades del negocio, de las funcionalidades, de la experiencia que queramos dar al usuario, de los niveles de acceso que necesitemos al hardware del dispositivo… en definitiva, de una serie de factores que se deberían tener en cuenta más allá del timing y del presupuesto.

Sí me gustaría dejar algo muy claro desde el principio: no es una opción mejor que otra ni tampoco son sustitutivas; ambas son válidas e, idealmente, complementarias. No hay que olvidar que, los recursos con los que cuenta el usuario cuando consume información desde un móvil (tamaño de pantalla, conexión a internet, potencia y almacenamiento del dispositivo…) son muy diferentes a los que cuenta cuando lo hace desde un ordenador de escritorio, y por lo tanto la experiencia está en parte condicionada (y limitada) por el tipo de dispositivo. Por lo tanto, está muy bien adaptar la estructura, visualización y diseño al tipo de interfaz desde donde se sirve el contenido, pero, ¿qué pasa con el resto de elementos que van más allá del diseño y que influyen en la experiencia de usuario? ¿los estamos teniendo en cuenta a la hora de elegir nuestra mejor opción?. Basar nuestra decisión únicamente en la capacidad de adaptación y el diseño es como decidirse por una casa sólo por la decoración, obviando muchos factores que son igualmente importantes como la ubicación, la calidad de los materiales, servicios cercanos o acceso a red de transportes, por poner algún ejemplo.

Desde mi punto de vista -y dejando por un momento a un lado algo tan crucial como es el presupuesto, que mencionaré más adelante- si el activo a desarrollar tiene como objetivo la prestación de un servicio (sea o no transaccional) y por lo tanto la experiencia de usuario es clave y el nivel de interacción y engagement es importante, mi recomendación es ir a un desarrollo nativo.

Sin entrar en detalles y por mencionar los aspectos más relevantes a tener en cuenta antes de decidirse por un tipo de desarrollo u otro, antes de abordar un proyecto se deberían poner sobre la mesa, como mínimo, los siguientes factores:

  • Nivel de experiencia de usuario requerido.
  • Presupuesto disponible: un desarrollo nativo implica equipos de desarrollo con recursos humanos especializados en cada plataforma.
  • Costes posteriores asociados: presencia en los stores de Apple y Google; promoción para la consecución y activación de descargas; actualizaciones de la app…
  • Tiempos de desarrollo.
  • Nivel de seguridad.
  • Necesidad de utilización sin conectividad.
  • Velocidad de navegación y rapidez de respuesta.
  • Funcionalidades y tecnología a incorporar en el activo (web o app).

En cualquier caso cabe mencionar que las cosas no son blancas o negras. Al igual que un activo web puede desarrollarse con un diseño adaptativo o uno responsive, una app también puede programarse con desarrollos 100% nativos o híbridos.

En resumen, el nivel de calidad de un desarrollo nativo específico para una plataforma como es iOS o Android siempre redundará en una experiencia de usuario, navegabilidad y rapidez mucho mayor que en una web responsive, ya que utilizamos los lenguajes de programación específicos de cada plataforma y somos capaces de trabajar a más bajo nivel sin necesidad de utilizar lenguajes interpretados. Esto no sólo permite una experiencia excelente, sino que el consumo de recursos del dispositivo (datos, batería) es generalmente menor desde un desarrollo nativo, algo que también es beneficioso para el usuario.

Si nuestro presupuesto es reducido, la experiencia no es nuestra prioridad, y pensamos que la forma de consumir contenidos o comprar es la misma desde un ordenador que desde un smartphone, optemos por una web responsive. Si por el contrario pensamos que la experiencia de usuario debe de ser excelente (mucho más allá que la capa de diseño, de visualización y adaptación) y que para lograr la excelencia desde un móvil entran en juego muchos más factores tales como necesidades del usuario que accede desde su smartphone, entornos de uso y contextos diferentes, mi recomendación es optar por un desarrollo nativo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s